Félix Sánchez (SuperFélix) campeón olímpico Londres '12

Desde que me intervinieron quirúrgicamente hace tres meses he podido entrenar más bien poco, pero ese tiempo lo he ido llenando de reflexiones, algunas más absurdas que otras y que, de vez en cuando, se abren paso y trascienden.

El hecho es que estaba intentando analizar cuáles son las cualidades principales de un atleta, cuáles son más determinantes en situaciones de entrenamiento y competición y qué diferencias podríamos encontrar entre ambas. Se me han ido ocurriendo palabras, conceptos, ideas que he ido asociando a una y a otra y, en lugar de redactar un post, me he limitado a hacer una lista:

Entrenamiento

El entrenamiento es un proceso continuo, duradero, progresivo y cíclico. Por ello, para mí entrenar tiene que ver con:

  • Inteligencia
  • Paciencia
  • Disciplina
  • Humildad
  • Empeño
  • Constancia
  • Sensatez
  • Trabajo
  • Compromiso
  • Perseverancia
  • Motivación
  • Pasión
  • Resistencia
  • Sacrificio
  • Fatiga
  • Entusiasmo
  • Compañerismo
  • Tenacidad
  • Ilusión

Competición

En cambio, la competición es una expresión máxima, fugaz, etérea, gloriosa o catastrófica. Esto es lo que me evoca la competición:

  • Fe
  • Carácter
  • Confianza
  • Valentía
  • Ambición
  • Talento
  • Genialidad
  • Picardía
  • Coraje
  • Seguridad
  • Orgullo
  • Éxtasis
  • Aplomo
  • Temperamento
  • Convicción
  • Bravura
  • Audacia
  • Agallas
  • Entereza
  • Astucia

Seguro que vosotros tenéis más palabras con las que identificar el entrenamiento y la competición, ¿os animáis a completar la lista? Los comentarios son libres y están abiertos para todos.

Cómo preparar un Ultra Trail (I)
El principio de Variedad