Seleccionar página

Mi madre siempre me ha dicho que soy un culo de mal asiento. No puedo evitar decir sí y me resulta imposible no dejarme embaucar por nuevas oportunidades, nuevos retos y nuevos proyectos. Sé que en el mundo real perfecto no existe, pero muchas veces dudo. Dudo si lo hago está al nivel de lo que pretendo, si lo que doy está a la altura de lo que prometo, si quiero más de lo que puedo. Sé que me sobran recursos: me sobra tiempo, me sobran tecnologías, me sobran ganas. Sin embargo, vivo en la sensación de perderlo todo, de no aprovechar nada de aquello que me sobra. Frecuentemente me levanto con prisa, vivo buscando la herramienta definitiva y me acuesto cansado de todo.

¿Realmente soy la persona adecuada para llegar a lo que aspiro?

¿Qué es un plan de entrenamiento?
Contenidos del entrenamiento de un corredor de 5000m-10000m