Seleccionar página

Tras el Maratón de Valencia algunos tuiteros han lanzado una reflexión sobre la cantidad de corredores y el nivel del Ateltismo español. Recordemos que ayer 13000 corredores tomaron la salida del maratón, de los que cuales los élite no llegaban a la veintena: 7-8 africanos en categoría masculina, otros tantos en categoría femenina y solamente 3 españoles, Nacho Cáceres, David Solís y Tamara Sanfabio. Desafortunadamente, ninguno de ellos llegó a meta. Mi pregunta hoy es, ¿qué tiene que ver el running con el Atletismo? ¿Es lo mismo? ¿Son hermanos? ¿Se complementan? ¿Se puede servir el uno del otro? Como dato, ayer en uno de los noticiarios más vistos en España dieron la noticia sobre el maratón y ni siquiera hicieron mención a ganadores de la prueba. A mí esto me hace pensar que, al menos aquí en España, el interés no es el Atletismo, es el Running.

Así que me gustaría hacer una breve lista de lo que, a mi entender, diferencia al Atletismo del fenómeno Running.

ATLETISMO

  • Valores olímpicos: El Atletismo es un deporte ancestral con una historia, una cultura y unos valores universales.
  • Competición: la competición es la esencia de este deporte, los atletas se miden en igualdad de condiciones en una comparación objetiva, siempre respetando la deportividad y haciendo un enfrentamiento caballeroso.
  • Superación: El objetivo del atleta es siempre la superación, superación propia, de los rivales, de una marca mínima o un récord.
  • Sacrificio: La superación se sustenta sobre este principio, en la vida todo tiene un precio y alcanzar los objetivos requiere una entrega al deporte, adquirir un estilo de vida y renunciar a ciertas cosas.
  • Reglas: El Atletismo está ligado a un reglamento, a unas instituciones y a unas normas no escritas de comportamiento.
  • Educación: Como ya he escrito en anteriores ocasiones, el Atletismo es una herramienta didáctica y educativa, por su estructura reglada, la transmisión y fomento de valores personales, de las relaciones sociales y del desarrollo físico.
  • Trampas y dopaje: Como todo en la vida, siempre existe un lado oscuro y en este caso el dopaje representa la trampa más vil, no sólo por la transgresión de las normas, sino la violación de los valores y el miserable hecho de hacerlo a escondidas y tratando de engañar premeditadamente a propios y extraños, incluso una vez descubierta la trampa.

RUNNING

  • Salud y Bienestar: El perfil mayoritario del runner tiene como objetivo principal mantenerse en forma, es una actividad que les aporta salud y un estado de bienestar físico y mental muy reconfortante.
  • Ocio y tiempo libre: Aunque es una actividad frecuentemente de las más importantes en la vida, no deja de ser parte del tiempo libre, siempre supeditada al trabajo y la familia. Además se aprovecha como motivo para viajar y hacer turismo.
  • Social: Sólo hay que ver la cantidad de grupos y clubes de running para darse cuenta de que esto va más allá de lo individual para convertirse en una forma de establecer relaciones sociales, conectar con gente de intereses similares y compartir experiencias colectivas.
  • Superación: Al igual que Atletismo, también tiene un componente de superación. Sin embargo este está más vinculado a la autosuperación que a la comparación con los demás.
  • Benéfico: Al ser un movimiento de masas en muchas ocasiones también se utiliza como instrumento benéfico y de apoyo a causas solidarias.
  • Libre y espontáneo: El Running es una actividad espontánea que solamente tiene cierta reglamentación cuando se participa en carreras organizadas, aunque esta es bastante sencilla y flexible más allá del cronometraje y la clasificación.
  • Negocio: Al igual que el Atletismo se fomenta desde las instituciones públicas, el running ha derivado en una industria muy interesante para las marcas (dentro de la que me incluyo) que lo impulsan y lo fomentan.
  • Alimento del ego: Si hay alguna nota negativa que ponerle a la moda del running es una exagerada (aunque lícita y libre) atención e importancia sobre la estética frente a los valores. En muchas ocasiones se entra en absurdo juego con las fotos, redes sociales, indumentaria y gadgets para llamar la atención y darse una importancia que realmente no se tiene.

Los responsables deportivos han tratado de aprovechar el auge del running pero han sido incapaces de fomentar (a tenor del interés general, las audiencias televisivas y los escasos apoyos empresariales) el Atletismo entre estos neófitos deportistas callejeros (en el buen sentido de la expresión).

La única esperanza en que este fenómeno social pueda contribuir al Atletismo es la simpatía que pueda despertar en los padres las actividades de Atletismo para sus hijos y que en los próximos años tengamos un auge en las escuelas de Atletismo. Sin embargo, esto presenta también varios problemas:

  • Es un proceso a largo plazo, no va a venir de un día para otro.
  • Por mi experiencia en las pistas enseñando a niños, cada vez los niños tienen menos necesidad de esforzarse, hay pocos que tengan el talento suficiente para ser campeones, pero muchos menos los que tienen el carácter, la actitud y la voluntad para desarrollarlo.
  • En todos los sitios no existen las condiciones necesarios por instalaciones/material para abordar una gran demanda. En Madrid capital, donde hay una mayor población y también número de aficionados al running, un padre lo tiene bien difícil para encontrar una escuela de Atletismo relativamente cercana para apuntar a sus hijos.

Si alguien me pregunta alguna vez qué me gusta más, si el Atletismo o el running, diré que ambas, porque lo considero cosas distintas. Si me tuviera que quedar con una sola, sería el Atletismo, aunque por desgracia eso no nos da de comer.

Cómo gestionar la carga de entrenamiento
Cómo elegir a tu técnico sanitario o deportivo