Seleccionar página

Todo llega a su fin y hoy cierro oficialmente la temporada laboral 2013/14. Sin duda ha sido un año muy duro pero también el de mayor crecimiento personal y profesional de mi vida. Haciendo un balance general, ha habido una serie de logros de los que me siento especialmente orgulloso:

  • La consolidación de este blog, iniciado en 2012 y con una frecuencia de publicación irregular en sus inicios, he conseguido publicar desde septiembre de 2013 tres veces por semana, con la única excepción de dos semanas de junio que sufrí problemas técnicos en el servidor.
  • Mejora de los entrenamientos on-line, con un significativo aumento de corredores y también la implantación de los un mejor sistema de comunicación con ellos.
  • La apertura de un Centro de Biomecánica donde junto a un gran equipo de profesionales tratamos cualquier tipo de patología del aparato locomotor a través de las distintas ciencias de la salud y del ejercicio. Además, hemos implementado un innovador protocolo para los Estudios  Biomecánicos de la Carrera.
  • La creación de una nueva empresa de entrenamiento y formación junto a un gran entrenador y amigo, Manu Sánchez, cuya plataforma web (www.tecnicadecarrera.com) está en proceso pero que ya tiene fecha de lanzamiento: el día 1 de septiembre.
  • Contribuir a mantener el ritmo de crecimiento del Club de Atletismo Arroyomolinos y a formar a un maravilloso grupo de jóvenes deportistas.
  • Dar mis primeras charlas sobre entrenamiento, la primera de ellas para Deporticlínic sobre el Trail Running.Las próximas están publicadas en mi calendario de eventos.
  • Adoptar junto a Cristina a una preciosa perrita llamada Leela.
  • Retomar mis entrenamientos tras operarme del pie y haber permanecido más de un año sin entrenar.

Pero nada de esto ha sido gratis, todos y cada uno de estos hitos han tenido un coste:

  • Trabajar sin distinguir lunes o domingos. Jornadas de 12, 14 o 16 horas con regularidad.
  • Pasar más de una noche y más de dos sin dormir avanzando trabajo.
  • Renunciar a todo tipo de actividades de ocio y a gastos no imprescindibles.
  • Sacrificar tiempo de mi familia y de mi pareja, con la correspondiente erosión que supone para su estabilidad.
  • Invertir cada euro de mi cuenta (y parte de las cuentas de mi familia y pareja) en mis proyectos.

Y no solo se trata del coste, sino de tantos errores cometidos durante el proceso como:

  • No tener un plan de trabajo lo suficiente estructurado para ser más productivo.
  • Llegar tarde en numerosas ocasiones y perder oportunidades por hacer esperar.
  • Ser demasiado lento en las gestiones.
  • No celebrar los pequeños éxitos.
  • Dejar que mi estado físico y mi salud degenerara por la falta de actividad física y de descanso.
  • No tener un plan de finanzas personales que me permita evitar imprevistos y tener estabilidad económica.
  • Procrastinar en exceso y retrasar acciones clave para mis proyectos.
  • No escuchar a la gente que más te quiere.

Ahora empieza un periodo de relativo relax en Villafranca del Cid, el pueblo donde pasé toda mi infancia, junto a mis dos tesoros. Relativo relax porque vamos a centrarnos en entrenar bien y mejorar el estado de forma de Cristina, mientras yo aprovecharé mi tiempo en reflexionar, madurar algunas ideas y preparar bien el arranque de la nueva temporada.

Mientras tanto, el blog sigue abierto por vacaciones.

Un nuevo reto
Empezamos de nuevo