Seleccionar página

Los lectores asiduos al blog habréis notada un descenso en la calidad de las publicaciones en las 3-4 últimas semanas. Como en el entrenamiento, en el trabajo mayor cantidad nos puede dar mejores resultados, hasta que llega un punto de máxima tolerancia donde mayor cantidad empieza a deteriorar la calidad. Este último mes he explorado esos límites y por desgracia he llegado al punto donde la calidad se ha resentido.

Si hay algo que he aprendido es a atajar y solucionar los problemas, es momento de echar el freno, redefinir objetivos y focalizar esfuerzos en lo verdaderamente relevante. Espero seguir ofrenciendo artículos dignos de vuestra atención en las próximas semanas.

El entrenamiento cruzado para correr
El atletismo es un deporte de equipo