Seleccionar página

Este fin de semana se está convirtiendo ya en un clásico para mí. Se disputa una carrera que es una auténtica fiebre para muchos trail runners de los pueblos de Castellón, el reto que todo corredor quiere cumplir. Es la Marató i Mitja Castelló-Penyagolosa (63km), a la que se ha unido simultáneamente la CSP118 (118km). Recuerdo la edición 2005, donde algunos de mis amigos corrían y los fui siguiendo con el coche, pueblo por pueblo, hasta llegar a la cima de la segunda montaña más alta de la Comunidad Valenciana (1814msnm). También recuerdo la edición del año pasado, donde participaba Carles Peris, uno de mis atletas. Entonces estaba en Flagstaff (AZ, USA) y seguí la carrera durante largas horas mediante la aplicación por internet.

Información técnica de la Marató i Mitja (MiM) y la CSP118

Este año tengo el honor de llevar a algunos atletas más, y he decidido que este año voy a estar junto a ellos desde la salida a las 6:00am en Castellón hasta la Cima del Penyagolosa. Estos son mis guerreros:

  • Manu Torres CSP118 (Alquerías del Niño Perdido): Ha cambiado la bicicleta por las zapatillas de trail. En pocos meses ha sufrido una metamorfosis física espectacular. Ha preparado con mimo esta carrera, disciplinado en los entrenamiento y en su alimentación, llega en un estado de forma ideal y en su cabeza no hay nada más que una cosa, la cima del Penyagolosa.
  • Alberto Ferrada MiM (Alquerías del Niño Perdido): Un auténtico maratoniano, un reloj sobre el asfalto. Debutará en un trail con una buena adaptación a la montaña y aprovechará el perfil más suave de la primera mitad para imprimir su ritmo infernal. Este hombre puede algún susto a muchos expertos trail runners.
  • Ximo Escriche MiM (Alquerías del Niño Perdido): Iniciado tardíamente en el running, en poco tiempo ha acumulado una enorme experiencia en todo tipo de carreras. Es un auténtico portento físico y  todavía le queda un gran margen de mejora. En su primera MiM probará si su capacidad subiendo es la misma que en el llano.
  • Rober Martínez CSP118 (Villena): Rober merienda ultras como el que se come un sándwich de Nocilla. Un corredor que no le tiene miedo a nada, ningún imprevisto le aparta de su camino y es capaz de correr cualquier cosa que se le ponga por delante, tanto en asfalto como en montaña.

Sólo me queda desearles que disfruten lo máximo de cada una de sus zancadas, y que haya ausencia de mala suerte. Si tenéis algún familiar o amigo corriendo, o simplemente queréis seguir la carrera, aquí tenéis diferentes vías:

Vuelta a empezar (otra vez más)
Recursos didácticos para el entrenamiento: las situaciones embudo