El primer empleo que conseguí fue en una línea de producción de una empresa azulejera como “clasificador”.

Entraba a las 6:00 y salía a las 14:00. Mi trabajo consistía en detectar imperfecciones en todos y cada uno de los azulejos de mi línea de producción.

Marcaba los azulejos con defectos con un rotulador especial y la máquina lo clasificaba en cajas de 1ª categoría, 2ª categoría o los mandaba al contenedor de rotura.

Mi siguiente trabajo fue repartidor de pizzas.

No había que tomar muchas decisiones, ni crear, ni improvisar nada. No había lugar a dudas sobre lo que había que hacer en cada momento y estaba perfectamente claro qué, cómo, cuándo y dónde había que hacer las cosas.

¿Sabes cuál es la principal diferencia entre esos dos trabajos y mi actual profesión de Entrenador Emprendedor?

Pues que ahora soy un “profesional del conocimiento“.

¿Y qué carajo es eso?

Con la reciente revolución tecnológica y la llegada de la era de la información, han emergido muchas profesiones cuyo trabajo se diferencia sustancialmente de los trabajos tradicionales o manuales en que el valor añadido no está en la ejecución en sí de las acciones, sino más bien en la definición del propio trabajo, la planificación y las decisiones que se toman acerca de qué acciones son las que hay que ejecutar.

En la línea de producción el valor que aportaba era la ejecución correcta de la clasificación. En la pizzería era la rapidez con la que entregaba un pedido. El trabajo me venía definido.

Sin embargo, a la hora de emprender un proyecto, ya sea montar un gimnasio, crear un blog, llevar la preparación física de un equipo o vender una metodología de entrenamiento, el valor diferencial no está en las acciones concretas que hay que realizar, sino en la correcta toma de decisiones sobre qué, cuándo, dónde y cómo hay que hacerlo.

La ejecución es algo que tiene poco valor añadido, algo que se podría delegar sin afectar sustancialmente al resultado.

Te recomiendo leer este artículo titulado El Valor del Trabajo y los Profesionales del Conocimiento que te aclarará mucho que qué estoy hablando.

Y para ser un profesional verdaderamente competente en estas profesiones del conocimiento, un requisito fundamental es estar constantemente actualizado.

¿Por qué es necesario mantenerse actualizado?

A veces se habla de mantenerse en constante actualización como si cada año nuestro mundo se reinventara de nuevo y nada de lo que antes se sabía o se hacía sirviera para nada.

Nada más lejos de la realidad, el 99% de de lo que se sabe hoy en día en el campo del entrenamiento ya se sabía hace treinta o cuarenta años. Otra cosa es que esos conocimientos se apliquen correctamente o no de manera generalizada.

Entonces, ¿por qué perder tiempo actualizándose si tan pocas cosas cambian?

  • Porque como profesional tienes una responsabilidad u “obligación moral” a la hora de vender o comunicar cualquier aspecto relacionado con tu trabajo. Los entrenadores podemos permitirnos difundir información obsoleta, contradictoria o simplemente falsa entre nuestros clientes o seguidores.
  • Porque para ser un profesional verdaderamente competente y tener éxito necesitas muchos y muy buenos conocimientos. Y nunca se termina de aprender.
  • Porque aunque la mayor parte de las verdades del entrenamiento permanezcan inalterables, el contexto y el mercado están en constante cambio y no puedes vivir en el siglo XXI con un enfoque del siglo XX.
  • Porque cada nuevo avance o descubrimiento es una oportunidad para hacer mejor tu trabajo.

¿Por qué es tan difícil mantenerse actualizado?

El hecho de que estar actualizado sea importante no significa que todo el mundo lo haga. Existen dos motivos por los que los profesionales se quedan obsoletos.

  1. No sé dónde encontrar información relevante y de calidad
  2. Si me paso diez horas al día prestando servicios de entrenamiento, otra más planificando entrenamiento, luego tengo que publicar algo en las redes sociales, enviar las facturas a los clientes, contestar los emails, sacar a pasear al perro, hacerme la comida y tender la colada y, además, tener contenta a mi pareja… ¿de dónde saco el tiempo para investigar, leer y estudiar?

Pues bien, para lo primero existe algo llamado Internet, que nos da la oportunidad de conocer cualquier novedad que se produzca en cualquier punto del planeta casi de manera instantánea.

Y para lo segundo está este blog y la sección de Productividad, además de este artículo que tienes ante tus ojos en el que te voy a mostrar mi sistema para estar siempre a la última en el mundo del entrenamiento, enterarte de todos los avances del sector y crear tu propia biblioteca de referencias.

Así que, coge papel y lápiz, mejor dicho, pantalla y teclado, y pongámonos manos a la obra.

Cómo implementar un sistema de actualización y aprendizaje continuo

Soy un fan de los sistemas. Todo mi trabajo lo enfoco en forma de sistemas. Un sistema es un conjunto de elementos que cuando interaccionan coordinadamente emergen propiedades distintas a las de sus elementos por separado.

Por ejemplo, las piezas de un reloj por separado tienen una determinadas propiedades. Cuando se monta el reloj y todas esas piezas trabajan en conjunto, emerge una nueva propiedad que por separado no existía: contar el tiempo.

En este caso no tenemos piezas como tal, sino procesos, acciones y herramientas.

Una vez tengamos el sistema montado, el ciclo de funcionamiento será:

  1. Filtrar y agregar nuevas fuentes de contenidos
  2. Capturar y guardar contenidos interesantes para su posterior lectura
  3. Lectura de los contenidos en el momentos adecuado
  4. Almacenar contenidos relevantes para un futuro

Vamos a ver los pasos para ensamblar el sistema.

Paso 1: Definir los objetivos del sistema

Antes de iniciar cualquier acción, sea grande o pequeña, me gusta saber por qué o para qué lo hago. Es decir, conocer los objetivos.

Los objetivos pueden ser relevantes o absurdos, pero no hay nada más estúpido que hacer algo que no tenga un objetivo claro. Es un sinsentido en sí mismo.

Los objetivos de este sistema no son ni más ni menos que:

  1. Obtener información novedosa y relevante
  2. Obtener información de manera muy rápida y cómoda
  3. Almacenar y clasificar la información obtenida

De todos modos, si consideras que tus objetivos son otros, puedes cambiar, modificar, añadir o quitar los tuyos propios.

Y actuar en coherencia con esos objetivos.

Paso 2: Seleccionar las temáticas o áreas de interés

Supongo que serás consciente de que no puedes saberlo todo de todo.

Ni siquiera si dispusieras de las 24h del día podrías. Así que habrá algunas temáticas que te resultarán más relevantes que otras, sobre todo si estás especializado en algún área concreta o si necesitas aprender ciertas cosas para desarrollar tu proyecto.

Hoy en día se comparte todo en internet, así que con este sistema conseguirás enterarte desde lo último en avances científicos hasta los artículos más divulgativos o prácticos.

Sólo tienes que seleccionar tus áreas de interés y encontrar las fuentes o los medios que difunden el tipo de información que buscas.

Así que, antes de nada, haz una lista de las temas sobre las que te gustaría estar más al día. Pueden ser tres, seis o veinte, las que consideres. Te pongo un ejemplo de las mías:

  • Atletismo
  • Noticias deportivas
  • Coaching
  • Biomecánica
  • Entrenamiento deportivo
  • Aprendizaje motriz
  • Psicología deportiva
  • Emprendimiento
  • Productividad
  • Márketing digital
  • Comunicación
  • Ciencia en general

Evidentemente, me gustaría saber de muchas más cosas, y a veces leo sobre temas distintos, pero esto es lo más relevante para los resultados de mi trabajo por lo que es donde quiero focalizar mi tiempo y esfuerzos para estar a la última.

Paso 3: Detectar a los referentes y filtrar contenidos

Esta es una tarea que tiene dos fases.

La primera consiste en hacer una lista de al menos 3-4 personas, empresas o webs que sean referentes en cada una de las temáticas que has definido anteriormente ¿Cómo las eliges?

  • Referentes que ya conozcas
  • Haciendo una búsqueda en Google sobre la temática, en las primeras páginas aparecerán las webs más populares
  • Haciendo búsquedas en redes sociales con hashtags con el nombre de las temáticas

Cuando realices búsquedas en Google o por Hashtags, no selecciones lo primero que salga. Lee un poco, investiga y selecciona con un poco de criterio.

¿Te gusta la información más científica, académica y seria? ¿Prefieres conocer experiencias o aplicaciones prácticas? ¿Ambas? En internet encontrarás fuentes de todo tipo.

Tampoco pierdas demasiado tiempo en esta primera fase, ya que la segunda es ir incluyendo nuevas fuentes de información con el uso del sistema día a día.

Paso 4: Seleccionar las herramientas adecuadas

Ya tenemos los referentes en cada temática seleccionados. Ahora bien, nos enfrentamos a un pequeño problema: no todo se publica en las mismas plataformas.

Por ejemplo, puedes tener como referente a un blogger que publica excelentes artículos en su web, pero en otra temática tu referente sólo está presente en Twitter. O que unos de tus referentes sea un canal de Youtube.

Eso hace que tengamos que perder mucho tiempo haciendo el seguimiento en cada plataforma, ir cambiando de una a otra, consultando actualizaciones de docenas de webs distintas, etc.

Por tanto, en este paso seleccionaremos herramientas que nos ahorren todo este ajetreo.

Feedly

¿Te imaginas el tiempo invertirías si siguieras 100 páginas web y tuvieras que consultar cada día, una a una, si hay algún artículo nuevo?

Pues la herramienta que necesitas para solucionar este problema es un agregador de feeds.

Yo utilizo Feedly por su sencillez e integración con otras APPs.

Un feed te permite recibir los contenidos de una web a la que estés suscrito cada vez que se actualizan, sin necesidad de consultar la página diariamente.

Sólo tienes que copiar la url del blog (o haciendo una búsqueda del nombre de la web dentro del propio buscador de Feedly) y añadirlo a la lista que desees.

¡Por cierto! No sólo puedes añadir blogs y webs, sino también canales de youtube pegando la url del canal (la que tiene esta estructura https://www.youtube.com/user/vicenteubedapitarch)

[Editado por sugerencia de Sebas Abril] Ahora los podcast vienen pegando fuerte, así que si eres asiduo a este tipo de contenidos, también dispones de una url para agregar tus programas favoritos en formato podcasts a Feedly.

Esta es la url de mi programa “Coaching Takls” en Ivoox:

http://www.ivoox.com/coaching-talks_fg_f1485948_filtro_1.xml

Aquí tienes una vista de mi Feedly, puedes crear categorías por temas (la columna de la izquierda) y agregar blogs a cada categoría.

Mi Feedly

Recuerda que los temas ya los has definido en el paso 2.

En estos momentos tengo agregadas 247 feeds.

Pero no las agregué todas al principio, sino que empecé con una docena y este es el resultado de ir añadiendo cada vez que he encontrado algo interesante a lo largo de 4-5 años.

Listas de Twitter

El uso de Twitter está muy extendido y, de hecho, muchos entrenadores lo utilizan para estar al día de las novedades en el entrenamiento.

Pero no le sacan todo el potencial posible o, directamente, lo usan mal.

Lo primero que debes saber es que cuanta más cuentas sigas más “sucio” estará tu timeline. Si sigues 5.000 cuentas con un promedio de 2 tuits al día, estamos hablando de 10.000 tuits/, 417 tuits/hora o 7 tuits/minuto.

¿Alguien es capaz de procesar esto?

Solución: crear listas por temáticas/categorías.

¿Qué listas te recomiendo hacer para mantenerte al día en tu área profesional?

  1. Listas por Temas (pública o privada): Utilizando los temas definidos más arriba, haz una lista de cada uno de ellos e incluye las cuentas que publiquen más dentro de esa temática.
  2. Lista de Entrenadores (pública o privada): Haz una lista con aquellos referentes o simplemente colegas de profesión con los que quieras hacer networking.
  3. Lista de competencia (privada). Incluye las cuentas de personas o empresas con las que compitas a nivel comercial, para saber qué están haciendo en todo momento. Te recomiendo hacerla privada ya que tu competencia no suele aceptar de buena fe que la consideres… competencia.
  4. Lista deportistas/clientes (pública o privada): En esta incluye a las personas que entrenas para monitorizarlos y saber qué hacen y dicen.
  5. Lista temas personales (privada): Para separar el área personal de lo profesional, incluye esta lista y añade cuentas de amigos, noticias, humor, ocio o afiliaciones políticas, religiosas o filosóficas. Aunque no te avergüences de nada, te recomiendo mantener esta lista privada siempre. Ya sabes, los prejuicios y tal. ¡Ah! Y no la consultes en horas de trabajo.

Si quieres ampliar un poco más sobre el uso de las listas, aquí tienes un buen articulo con 12 ideas para darle uso a las Listas de Twitter.

Consideraciones de las listas de Twitter:

  • En las listas públicas, los usuarios que añadas pueden saber si pertenecen a una lista y ver todas las cuentas que la componen. En las privadas, ni lo uno, ni lo otro.
  • Puede suscribirte a listas creadas por otras personas. Busca en las listas de tus referentes, siempre puede haber alguna que te interese.
  • Busca las listas de las que eres miembro para saber cómo te ven los demás.

Youtube: Listas de reproducción

Youtube es uno de los medios donde más tiempo puedes perder.

En primer lugar, porque a diferencia de un artículo escrito dónde puedes hacer un “escaneado” de arriba a abajo o una lectura rápida para saber si te interesa, aquí debes invertir bastante tiempo en cada vídeo para saber si el contenido tiene algo relevante.

Y en segundo lugar, porque Youtube está diseñado para que no dejes de navegar de un vídeo a otro, mostrándote vídeos sugeridos y distrayéndote para que pases el mayor tiempo posible en su plataforma.

Por tanto, en Youtube utiliza dos funciones:

  • “Ver más tarde”: Cuando detectes un vídeo que pueda ser interesante, marca esta opción para guardado y volver a él en el momento oportuno y decidir si vale la pena verlo completo y guardarlo.
  • “Listas”: Al igual que en Feedly, crea listas por temáticas y ve añadiendo aquellos vídeos que merezca la pena conservar para una consulta futura.

Mis listas en Youtube

Suscripciones por email

En algunas ocasiones, el mejor contenido de un blog sólo está disponible para los suscriptores a través del email. Es el caso de este mismo blog.

Mi ebook, mejores herramientas, correos con contenidos exclusivos y ofertas en cursos y formación, sólo son accesibles para los suscriptores.

El problema es que cuando te suscribes a muchos blogs, al final acaba habiendo mucho ruido en tu bandeja de entrada de correo, lo que hace que te despistes cuando estás trabajando.

Para ello lo que debes hacer es crear una etiqueta de “Suscripciones” y enviar ahí cada vez que entre un mail de tus blogs favoritos.

De esta manera, tu bandeja de trabajo siempre queda limpia de distracciones, y tus lectura siempre están ordenadas en el mismo lugar.

También puedes crear reglas o filtros automáticos para que los mails que entran de nuestras suscripciones se clasifiquen directamente en esa categoría.

Aquí tienes un sencillo tutorial para crear filtros en Gmail.

Evernote: Tu biblioteca

Si hay algo que aporta valor a todo este sistema, eso es Evernote.

Yo utilizo Evernote como biblioteca de referencias y también como disco duro. Esta herramienta es una aplicación de notas (como si furan post-it digitales), pero con muchas funcionalidades potentes:

  • Pues crear notas con texto, imágenes, audio, vídeos y todo tipo de archivos (.pdf, .doc, .xls, etc)
  • Puedes clasificar las notas en libretas.
  • Puedes poner etiquetas para categorizar las notas
  • Puedes hacer búsquedas por palabras muy rápidas, busca palabras en los texto de las notas, dentro del texto de un pdf o, con la versión de pago, incluso reconoce texto dentro de una imagen (una captura de pantalla o una foto que hayas hecho a una pizarra, por ejemplo)
  • Se sincroniza en todos tus dispositivos, smartphone, tablet, app de escritorio o vía web.
  • Es muy fácil capturar artículos, textos, fotos y vídeos, casi todos los navegadores y Apps disponen de una extensión para compartir con Evernote rápidamente.

De esta manera, cuando detectes un contenido que merezca la pena conservar para un uso o consulta futura, ya sea un artículo científico en pdf, un post en un blog, una diapositiva en una conferencia, etc, simplemente le das a compartir en Evernote, seleccionas la libreta adecuada, lo etiquetas y… ¡voilá!

Mis Libretas en Evernote

En estos momentos tengo 2692 notas, más de 1300 de ellas son referencias sobre entrenamiento.

Paso 5: Reservar tiempo de lectura diario

Ok, ya tienes todo el sistema montado, ahora toca ponerse a leer.

Entonces, ¿me meto en Feedly cada vez que entre un artículo nuevo? ¿O en Youtube cada vez que me llegue una notificación? ¿Me paso el día entrando en Twiter a ver si hay algo nuevo?

Si haces esto habrás echado por tierra todo el trabajo previo. La idea es que quites todas las notificaciones de estas aplicaciones y que busques un momento en tu día dedicado exclusivamente a ello.

Puede que sean 15, 20 o 30 minutos, no más, pero si cada día lees 1-2 artículos al cabo del año estamos hablando de que leerás entre 300-700 artículos nuevos. ¿Suficiente para estar actualizado o no?

Mejores momentos para leer

Ya sé que no tienes tiempo, así que hay que encontrar algún hueco en tu agitada vida. Los mejores momentos para leer son:

  • Durante el desayuno puedes ver la tele, Netflix o leer el Marca. O puedes entrar en Feedly desde tu tablet o smartphone y revisar lo nuevo que ha entrado.
  • Tras la comida o la cena, te sientas en el sofá con tu tablet y en lugar de ver una serie revisas tus listas de Twitter.
  • En los momentos de descanso en el trabajo y tiempos muertos como colas, transporte público, etc.

Mis trucos y consejos

Para terminar, te dejo mis últimos trucos que me ayudan a mantenerme al día sin invertir demasiadas horas.

  • No leas todos los artículos que entran. Lee el título, haz un escaneado rápido y, si no te interesa, pasa de él. Yo desecho el 80-90% de los artículos que me entran, y eso que los tengo muy bien filtrados.
  • Haz de la lectura un hábito. Guarda esos 10-30 minutos diarios para ello y repítelo cada día.
  • No entres en tu sistema de aprendizaje mientras trabajas en otras cosas. Es una fuente de ineficiencia y dispersión. Quítate las notificaciones y reserva esto sólo para los momentos oportunos.
  • Si eres como yo, el momento de ir al baño es fantástico para dedicar 5-10 minutos a la lectura sentado en tu trono (no te pases porque se te duermen las piernas)
  • Puedes distribuir el tiempo en tres partes, 10′ por la mañana para leer Feedly, 10′ después de comer para ver tus listas de Twitter y 10′ después de cenar para ver algún vídeo de Youtube.

Si eres sistemático y ordenado en este proceso sentirás que cada día aprendes algo nuevo y nunca te vas a quedar desfasado a nivel profesional.

Espero tus comentarios sobre este sistema y cualquier pregunta que te surja aquí abajo en los comentarios del artículo.

 

Balance del 2017 y perspectivas para el 2018
Cómo resolver y prevenir el bloqueo por exceso de tareas y compromisos